Lógica 04: 10 reglas de inferencia lógica

REGLAS DE INFERENCIA

Una vez visto a grandes rasgos sobre argumentación y lógica proposicional, ahora es tiempo de ver aquello que le da validez formal a un buen argumento: las reglas de inferencia.

Lógica 04_ 10 reglas de inferencia lógica

1. Modus Ponens (MP)

Si P implica Q, y P es verdadera, entonces Q es cierta.

Forma lógica:

  1. P → Q
  2. P
  3. Q

Esta regla nos permite, a partir de un enunciado condicional (P→Q), concluir la verdad de su consecuente (Q) a partir de la verdad de su antecedente (P).  Ejemplo:

  1. Si hoy es sábado, entonces Reina está en la librería.
  2. Hoy es sábado,
  3. Por lo tanto, Reina está en la librería.

2. Modus Tollens (MT)

Si P implica Q, y Q no es cierta, entonces P no es cierta.

Forma lógica:

  1. P → Q
  2. ¬Q
  3. ¬P

Esta regla nos permite, a partir de un enunciado condicional (P→Q), inferir la falsedad de su antecedente (P) si su consecuente (Q) también es falso. Ejemplo:

  1. Si la temperatura es muy baja, el agua se congelará.
  2. El agua no se congeló.
  3. Por lo tanto, la temperatura no es muy baja.

Una característica importante de las proposiciones condicionales es la siguiente: El antecedente (el enunciado antes de “sí”) establece una condición suficiente del consecuente (el enunciado después del “entonces”), mientras que el consecuente establece una condición necesaria del antecedente. En otras palabras, la verdad de P es suficiente para la verdad de Q, mientras que P nunca será verdad sin Q.

Tomemos el ejemplo del agua. Que la temperatura esté a una temperatura extremadamente baja es suficiente para que el agua se congele. De igual manera, si resulta que el agua no se congela, entonces el antecedente es falso también.

Por supuesto, no todos los argumentos por modus tollens son tan triviales. Por ejemplo,

  1. Si el sistema de seguridad detecta un intruso, entonces se activará la alarma.
  2. La alarma no se activó.
  3. Por lo tanto, el sistema de seguridad no detectó un intruso.

Alguien podría objetar que existe la posibilidad de que haya habido un intruso que el sistema de seguridad no detectó; pero eso no invalida el argumento, ¿por qué? Muy simple: la primera premisa es “Si el sistema de seguridad detecta un intruso”. El asunto importante es que el sistema detecta o no detecta un intruso, no dice nada sobre su existencia.

Veamos un último ejemplo que podría ser más complicado:

  1. Si Reina pasa su examen con buenas notas, entonces formará parte de la banda.
  2. Reina no formó parte de la banda musical.
  3. Por lo tanto, Reina no pasó su examen con buenas notas.

Es claro que podría ser el caso que Reina sí pasó su examen con una nota alta, pero talvez el profesor escogió a otra porque era una familiar suya. ¿Esto invalida la regla? Para nada. Si resulta que, en efecto, el consecuente es falso pero el antecedente es verdadero, eso sólo nos lleva a establecer que la relación entre el éxito del examen de Reina y la integración en la banda es falsa y se demanda una explicación. ¿Por qué Reina no está en la banda? Tal vez, como se dijo, el profesor actuando de mala manera, escogió a otra estudiante.

Por eso es importante distinguir entre lo necesario y lo suficiente. Existen casos (en especial entre acuerdos entre personas), en que es muy común confundir las condiciones necesarias y suficientes. En el ejemplo anterior, el condicional tiene que ser expresado de la forma “Reina formará parte de la banda si y solo si pasa su examen musical”. Aquí el si y solo si expresa una condición necesaria, no suficiente como en el caso del si. Al ser una condición necesaria, esta tiene que ir en el lugar del consecuente, no del antecedente. Observa el mismo ejemplo anterior pero ahora intercambiando los términos:

  1. Si Reina forma parte de la banda, entonces obtuvo buenas notas en su examen.
  2. Reina no obtuvo buenas notas.
  3. Por lo tanto, Reina no forma parte de la banda.

Recuerda siempre tener esto en cuenta para evitar malos entendidos.

3. Silogismo Hipotético (SH)

Si P implica Q, y Q implica R, entonces P implica R.

Forma lógica:

  1. P → Q
  2. Q → R
  3. P → R

La regla de silogismo hipotético nos permite establecer que la verdad de P implica la verdad de R. Ejemplo:

  1. Si el cristianismo es verdadero, entonces el alma existe.
  2. Si el alma existe, entonces el ser humano tiene libre albedrío.
  3. Por lo tanto, si el cristianismo es verdadero, entonces el ser humano tiene libre albedrío.

4. Silogismo Disyuntivo (SD)

Ya sea que P es cierta o Q es cierta; P no es cierta; por lo tanto, Q es cierta. De la misma manera, si P es cierta o Q es cierta; Q no es cierta; por lo tanto, P es cierta.

Forma lógica:

  1. P v Q
  2. ¬P
  3. Q
  1. P v Q
  2. ¬Q
  3. P

Esta regla nos dice que, si una disyunción de dos proposiciones es verdadera, y una de las proposiciones es falsa, entonces la otra proposición es verdadera.

Hay dos tipos de disyunción lógica:

  • Significa “y/o” en donde al menos uno de ellos es verdadero, o talvez ambos.
  • Exclusiva. Significa “XOR” (exclusive OR) Sólo un disyunto puede ser verdadero, pero no ambos.

Ejemplo de disyunción inclusiva:

  1. O Jeanne trabajó en la biblioteca o Marco jugó una partida de ajedrez.
  2. Marco no jugó una partida de ajedrez.
  3. Por lo tanto, Jeanne trabajó en la biblioteca.

Ambas proposiciones en la premisa (1) podrían ser verdad. Por lo tanto, no se puede concluir que debido a que uno de los disyuntos es verdadero, el otro es falso. Ambos podrían ser verdad (observa que en la premisa (1) se puede cambiar “o” por “y/o” sin ningún problema). Así el silogismo disyuntivo te permite concluir solamente que si un disyunto es falso entonces el otro disyunto es verdadero.

Ejemplo de disyunción exclusiva:

  1. O Jeanne está en la recamara con Marco jugando Xbox o ella está con Arturo en la cocina comiendo pastel.
  2. Ella está en la recamara con Marco.
  3. Ella no está en la cocina con Arturo.

Observa que en la premisa (1) no se puede cambiar “o” por “y/o”, sólo en el caso de la disyunción exclusiva puedes inferir la falsedad de un disyunto a partir de la verdad del otro.

5. Dilema Constructivo (DC)

Si P implica Q y R implica S, entonces si P o R es verdadera, se deduce que, o bien Q o S es verdadera.

Forma lógica:

  1. (P → Q) ^ (R → S)
  2. P v R
  3. Q v S

El dilema constructivo es la versión disyuntiva del modus ponens. Ejemplo:

  1. Si Jeanne gana un millón de pesos los donará a un orfanato; y si Alter gana un millón de pesos se comprará una casa.
  2. Jeanne gana un millón de pesos o se los ganará Alter.
  3. Por lo tanto, o un orfanato obtendrá un millón de pesos o Alter tendrá una casa.

6. Dilema Destructivo (DD)

Si P implica Q, y R implica S, y, o bien Q es falsa o S es falsa; entonces o P es falsa o R es falsa.

Forma lógica:

  1. (P → Q) ^ (R → S)
  2. ¬Q v ¬S
  3. ¬P v ¬ R

El dilema destructivo es la versión disyuntiva del modus tollens y establece que si dos condicionales son verdaderos, pero uno de sus consecuentes es falso, entonces uno de sus antecedentes tiene que ser falso. Ejemplo:

  1. Si llueve, Jeanne se quedará en casa; y si está soleado, saldrá a dar un paseo.
  2. Jeanne no se quedará en casa o no saldrá a dar un paseo.
  3. Por lo tanto, o bien no va a llover o no estará soleado.

7. Conjunción (Conj.)

Si P es cierta y Q es cierta, entonces la conjunción “P y Q” también es cierta.

Forma lógica:

  1. P
  2. Q
  3. P ^ Q

Sencillo, si de manera aislada dos proposiciones son verdaderas, entonces su conjunción también lo es. Ejemplo:

  1. Kumiko está tocando el eufonio.
  2. Reina está tocando la trompeta.
  3. Kumiko está tocando el eufonio y Reina está tocando la trompeta.

8. Simplificación (Simp.)

Si la conjunción de P y Q es cierta, entonces P es cierta y Q es cierta.

Forma lógica:

  1. P ^ Q
  2. P
  1. P ^ Q
  2. Q

Para que un conjunto como P^Q sea cierto, P y Q deben ser ciertas. Así que la simplificación nos permite concluir de P^Q que P es cierta y que Q es cierta. Ejemplo:

  1. Kumiko está tocando el eufonio, y Jeanne está tocando el piano.
  2. Jeanne está tocando el piano.
  1. Kumiko está tocando el eufonio, y Jeanne está tocando el piano.
  2. Kumiko está tocando el eufonio.

9. Absorción (Ab.)

Si P implica Q, entonces P implica P y Q.

Forma lógica:

  1. P → Q
  2. P → (P ^ Q)

Por medio de esta regla P es “absorbida” por el término Q en la consecuencia. Ejemplo:

  1. Si Jeanne va de compras, entonces conseguirá una blusa nueva.
  2. Si Jeanne va de compras, entonces ella va a ir de comprar y conseguirá una blusa nueva.

10. Adición (Ad)

Si P es verdadera, entonces su conjunción con cualquier otro enunciado también será cierta.

Forma lógica:

  1. P
  2. P v Q

Hay que tener en cuenta que para que una disyunción sea verdad, sólo una parte de la disyunción tiene que ser verdad. Así que, dado un enunciado cualquiera, es posible expresarlo como una elección (disyunción) acompañado por cualquier otro enunciado. Por lo que si sabemos que P ya es una verdad, se deduce que “P o Q” es también verdad sin importar lo que Q sea. Ejemplo:

  1. En el planeta Tierra habitan seres humanos.
  2. En el planeta Tierra habitan los seres humanos o la Luna es de queso.

 


Jairo Izquierdo Hernández es el fundador de Filósofo Cristiano. Actualmente trabaja como Community Manager para la organización cristiana Cross Examined. Es miembro en la Christian Apologetics Alliance y ministro de alabanza en la iglesia cristiana bautista Cristo es la Respuesta en Puebla, México.

Free CrossExamined.org Resource

Get the first chapter of "Stealing From God: Why Atheists Need God to Make Their Case" in PDF.

Powered by ConvertKit
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *