Argumentos que un cristiano no debe usar para defender su fe: el aire no lo puedes ver, pero lo sientes

Print

Por Carlos E. Rodríguez

¡Dios les bendiga!

Mi interés en este blog es proporcionar, para el cristiano, herramientas para defender su fe cristiana. Aunque, también quiero hacerle ver al ateo lo errada que está su cosmovisión, y que la existencia de Dios puede ser probada más allá de toda duda razonable.

Argumentos que un cristiano no debe usar para defender su fe_ el aire no lo puedes ver, pero lo sientes

Hace unos meses desarrollé una serie de posts para recomendar a nuestros lectores y amigos ateos que no usen los argumentos que señalamos, por ser falaces, ya que no dicen nada ni aportan a este tema. Ahora, comienzo con una nueva serie, pero esta vez hablando de los argumentos que un teísta cristiano no debe de usar, por cometer falacias lógicas. Aunque soy cristiano, esto no me hace ser ciego y reconocer que muchos usan argumentos que no son muy buenos. Por esto escribo esta serie: para mejorar estos fallos y ayudarles a presentar una mejor defensa del cristianismo.

El argumento que veremos hoy es usado por cristianos cuando se les pide evidencia sobre la persona de Dios. Se les pide que presenten una evidencia física. Los cristianos suelen responder (no todos):

  1. Si Dios no existe, entonces el aire tampoco, pues no lo puedo ver aunque sí sentir.
  2. No puedo ver al aire, aunque sí sentirlo.
  3. Por lo tanto, Dios existe.

Los problemas que tiene este argumento son varios, y graves.

Lo primero es que comete un error de categoría. Debo reconocer que no todos los cristianos están preparados para responder este tipo de peguntas, y no por falta de lectura apologética, sino por no entender algunas cosas sobre Dios. Dios es un ser inmaterial, es espíritu, y por lo tanto, no puede ser medido por ningún método científico, pues este solo trabaja con realidades materiales que se pueden medir. Este es su límite. No se puede esperar que este método haga más de lo que puede hacer. Así, como la pregunta es: ¿tienes evidencia de la persona de Dios? ¿Dónde está? ¿Lo puedo ver? La respuesta no puede ser este argumento, pues supone que Dios es material. La respuesta debe ser: “Dios, su persona, no puede ser conocida empíricamente como un objeto que se estudia, pero sí podemos usar la ciencia para ver sus efectos, los cuales son señales que apuntan a él como mejor explicación. Ejemplo de esto: la creación del universo, la moral objetiva, el ajuste fino del universo, etc”. De esta manera, se responde satisfactoriamente la pregunta. Además, después de esta respuesta, se puede invitar a considerar experimentar a Dios a través del testimonio interno del Espíritu Santo.

Con esto dicho, vemos que el otro problema es que esta analogía es falsa. Compara a Dios con el aire, es decir que Dios es material, lo cual es imposible. Si se persiste en esto, el ateo de seguro respondería: “el aire se puede medir, Dios no”. Con esta respuesta por parte del ateo pone en jaque mate al creyente, pues la conversación se basará en el error de que Dios debe ser medido como objeto o experimentado como objeto material, para así ser real y creíble.

Entonces, por ser una falsa analogía y un error de categoría, insto a los creyentes a dejar de usar este pésimo argumento para demostrar la existencia de la persona de Dios. Lo mejor que puedes hacer es presentar las causas que tienen como mejor explicación a Dios, como las ya expuestas, y otras más. Y, si la persona tiene aún más interés en conocer, puedes invitarle a experimentar en su vida la realidad de Dios a través del testimonio interno del Espíritu Santo, que no es un modo de demostrar la verdad del cristianismo, sino de saber que es verdad, pues hay muchos que saben que es verdad a través de este testimonio interno, aunque no sepan demostrar la verdad del cristianismo. Así que aconsejo que, si su oyente quedó convencido por las evidencias, solo así, invítelo a dar este otro paso.

 


Carlos Enrique Rodríguez Alcántara es de República Dominicana, bloguero, predicador, maestro, conferencista y apologista. Esposo de Carolina. Miembro de la Iglesia Roca de Salvación Central, en donde ha sido director de educación y sub-director de educación del concilio. Tiene un grado asociado en teología de ESFOTEBIC. Certificado en filosofía, filosofía y ciencias (con honores) y pensamiento crítico por la universidad de Edimburgo, además de filosofía, ciencia y religión por la misma universidad.

Blog Original: http://bit.ly/2IiFfir

Free CrossExamined.org Resource

Get the first chapter of "Stealing From God: Why Atheists Need God to Make Their Case" in PDF.

Powered by ConvertKit

Facebook Comments