Blog

Por Bob Perry 

He demostrado que la verdad, la bondad y la belleza son propiedades objetivas del mundo en que vivimos. Espero que esos tres artículos hayan sido de tu interés. Por favor, no vayas a pensar que lo que leerás son doctrinas o puntos de vista sin importancia. No es así. Estamos viviendo en la cultura de la post verdad. Y aún así es un lugar donde la naturaleza y cualidades de la verdad, la bondad y la belleza tienen la mayor importancia. Nuestra visión de una verdad objetiva afecta completamente la manera en que vivimos nuestras vidas. Es el antídoto para el relativismo moral. La verdad es importante. Y entender la profundidad de este simple hecho cambiará radicalmente la manera en que interactúas con el mundo. Aquí está el porqué

Pero ¿es la fe una creencia sin evidencia? ¿Es otra cosa? Aquí están las Cinco Razones Principales por las que la Fe No es lo que Tú Crees que es.

Las suposiciones de la cultura

Considera los tres valores de los que te he estado hablando. Y recuerda la forma en que otros suelen hablar de ellos: Verdad — “Eso puede ser cierto para ti, pero no para mí”. Bondad — “¡No me intentes imponer tus normas morales!”  Belleza — “La belleza depende de quien la mira”. Sin importar los miles de años de conocimientos y experiencias humanas, la cultura de nuestros días ha hecho de cada uno de estos valores algo subjetivo. Repentinamente, se han convertido en cosas que decidimos por nosotros mismos. De hecho, si llegaras a decir que los conceptos para cada uno de esos valores no son algo subjetivo, serías tratado como  alguien arrogante, opresivo, un neanderthal que ambiciona imponer sus valores personales al resto del mundo. ¡¿Quién te crees para hacer eso?!

El mundo está de cabeza

Vivimos en el relativismo cultural. El lugar donde se espera que aceptemos la idea de que la opinión de cualquier individuo sobre cualquier tema es igualmente válida. ¿Y recuerdas esa incómoda definición de la verdad como: “lo que corresponde con la realidad”? Ha quedado en el pasado. La nueva normalidad indica que nuestra máxima aspiración es “ser sinceros con nosotros mismos”. Pero, ¿exactamente qué significa eso?

Sigue tu corazón

Cuando tu parámetro para la verdad y la virtud es la persona que ves en el espejo del baño, no necesitas mucha imaginación para saber qué sigue. Los sentimientos mandan. Se te anima a “seguir tu corazón.” Y seguir tu corazón significa que evalúas la realidad confiando en las emociones en vez de usar la razón y la lógica. Si se siente bien, hazlo. “Si eso te hace feliz, no puede ser tan malo…”, Sherlyl Crow. Vivir de acuerdo a la realidad se convirtió en passé. Un obstáculo arcaico. Pero existe un problema con eso. Y el problema es que a la “creencia persistente en algo que no se ajusta a la realidad” se le llama desvarío. Nuestra cultura ha incrustado el desvarío dentro de las artes. Nuestra cultura ha elevado el desvarío a una forma de arte.

La filosofía trata sobre el mundo real

Resulta que toda esta discusión sobre la verdad, la bondad y la belleza va más allá de un pasatiempo de filósofos ensimismados. Estas ideas tienen consecuencias en el mundo real. Las ideas siempre se llevan a la práctica. Buena o mala, vivimos en un mundo donde esas ideas se ejecutarán en la práctica.  Y así, vemos las consecuencias de las creencias erróneas sobre las políticas de estado y sobre las familias y las relaciones de los miembros de la comunidad de las que depende nuestra política. Nos enteramos de ello en los noticieros —y también en los falsos rumores que se generan en ambos bandos de las corrientes políticas. Sufrimos las repercusiones por negar la realidad de la situación económica del país. Y nuestros hijos y nuestros nietos pagarán —en el extenso sentido literal— el precio de estos desvaríos deliberados. Sobre todo, lo vemos en el ensalzamiento de la autonomía sexual que se ha infiltrado en cada rincón de nuestra cultura. La negación de la realidad está esencialmente presente  en temas como el aborto, el libertinaje sexual, la transexualidad, y comportamiento homosexual. Defender cada una de ellas no puede ser otra cosa que un desvarío crónico.

Las comunidades de fe no son inmunes

Sin lugar a dudas la Iglesia no es inmune al ácido corrosivo delmal razonamiento. El Movimiento de la Palabra de Fe, el Universalismo y el llamado Cristianismo “progresivo” son prueba de que puedes encontrar disparates sin sentido. Y cada una de estas enfermedades sociales ha encontrado maneras de introducirse en la iglesia. Cuando quitamos el adorno de los discursos, veremos que los problemas de nuestra cultura no son nuevos. De hecho, son tan antiguos como la misma humanidad. El rechazo a la verdad, la bondad y la belleza comenzaron poco después de que nosotros llegáramos al escenario. La caída del hombre fue el primer momento donde los seres humanos usaron su libre albedrío para cambiar la verdad de Dios por una mentira. Desde entonces, no hemos hecho más que ampliar los límites de ese ejercicio inútil. La buena noticia es que el antídoto para el mal razonamiento sigue siendo el mismo. Buscar la verdad en todas sus formas. Después alinea tu vida con ella.  La Iglesia jamás debería ser un espacio seguro para las malas ideas.. Ésta debe ser un lugar donde la gente es tratada con gentileza y respeto, pero también un lugar donde el razonamiento corrompido deja de existir. Bob Perry es un apologeta cristiano dedicado a escribir, enseñar y dar conferencias también publica acerca del cristianismo y la cultura en el blog truehorizon.org. Es el escritor principal del Christian Research Journal y también ha redactado artículos para Touchstone, y Salvo. Bob es un piloto profesional con 37 años de experiencia en la aviación militar y comercial. Está licenciado en ciencias en el área de Ingeniería Aeroespacial por parte de la U. S. Naval Academy, y también posee una maestría en el área de la Apologética Cristiana de la Biola University. Desde 1985 está casado con su amor del bachillerato. Sus cinco hijos ya son adultos.

Recursos recomendados en Español: 

Robándole a Dios (tapa blanda), (Guía de estudio para el profesor) y (Guía de estudio del estudiante) por el Dr. Frank Turek

Por qué no tengo suficiente fe para ser un ateo (serie de DVD completa), (Manual de trabajo del profesor) y (Manual del estudiante) del Dr. Frank Turek  

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Bob Perry es un escritor cristiano de apologética, profesor y orador que escribe un blog sobre el cristianismo y la cultura en: truehorizon.org. Es escritor colaborador en el Christian Research Journal, y también ha sido publicado en Touchstone, y Salvo. Bob es un aviador profesional con 37 años de experiencia en vuelos militares y comerciales. Tiene una licenciatura en Ingeniería Aeroespacial de la Academia Naval de los Estados Unidos y una maestría en Apologética Cristiana de la Universidad de Biola. Ha estado casado con su amor de la secundaria desde 1985. Tienen cinco hijos ya mayores.

Fuente Original del blog: https://bit.ly/3Q6FQSi

Traducido por Jennifer Chavez 

Editado por Monica Pirateque 

Facebook Comments

Recent Videos

Contact Cross Examined

Have General Questions?

Contact Cross Examined

SCHEDULE A CROSS EXAMINED SPEAKER

Click to Schedule

Pin It on Pinterest