Por qué el cristiano NO debe rechazar la filosofía (parte I)

Por Xavier González

Varias veces me he topado con cristianos que dicen “La filosofía es mala”, “solamente necesitamos las escrituras y nada de filosofía”, “la filosofía es del diablo” y afirmaciones como esas, pero considero que estas ideas que intenta sostener, al fin de cuentas, son falsas. La noción de que el cristiano debe de rechazar la filosofía es un tanto absurda y catastrófica. Y en este artículo mencionare por qué y la necesidad de la filosofía en el cristianismo.

Por qué el cristiano NO debe rechazar la filosofía (parte I)

Para sorpresa de algunos (en lo que he podido estudiar) en toda la historia de la Iglesia han podido saber cómo usar las pinzas (y otros no) para aprobar y rechazar o modificar las tesis de varios filósofos, incluso esto lo podemos ver en ciertos pasajes de la biblia donde Pablo cita a ciertos paganos como en Hechos 17:28, donde la parte que dice: “Porque en el vivimos, y nos movemos, y somos [o existimos] … Porque somos linajes suyo” son citas atribuidas tanto a Arato (310 A.C.) y Epiménides de Cretenses (600 A.C.), lo cual ya comenzando por aquí, podemos ver que Pablo no estaba en contra de la filosofía en lo absoluto, pero esperen ¿Qué sucede con Colosenses 2:8? ¿Acaso Pablo cambio de pensar? ¿Fue hipócrita Pablo citar a filósofos en su discurso en Atenas cuando en Colosas dice que no nos dejemos llevar por los que utilizan argumentos filosóficos? ¿Pablo se contradijo? Y mi respuesta es que no, Pablo ni se contradijo, ni fue hipócrita y menos cambio de pensar.

Antes de pasar a los puntos de porqué un cristiano no debe rechazar la filosofía, será adecuado dar el contexto de Colosenses 2:8. Según el verso nos dice lo siguiente:

“Cuídense de que nadie los cautive con la vana y engañosa filosofía que sigue tradiciones humanas, la que está de acuerdo con los principios de este mundo y no conforme a Cristo.” (NVI)

Según el comentarista A.T. Robertson, lo que emplea Pablo como Philosophos no es una condena como tal de la filosofía, sino más bien una falsa filosofía “La falsamente llamada ciencia” (pseudönumos gnösis, 1 Ti. 6:20) que es descriptiva a la filosofía gnóstica donde muchos de sus argumentos son engañosos y vacíos.[1] Incluso el comentario de Jamieson-Fausset-Brown dice: El apóstol Pablo no condena toda filosofía, sino la filosofía (así el griego) de los herejes judeo-orientales en Colosas, la cual más tarde se desarrolló en el gnosticismo.[2] y según la biblia de estudio Ryrie menciona que pablo utiliza el vocabulario de los herejes, dando así su verdadero sentido, para luego refutarlos con sus propios términos que ellos usaban. También el comentario de Partain-Reeves, menciona que según Josefo, en aquellos tiempos cualquier sistema de pensamiento o disciplina moral se llamaba una filosofía. Y en el judaísmo había tres escuelas filosóficas, las cuales fueron fariseos, saduceos y esenios.

Y si esto no es suficiente el equipo.org de Moyer Hubbard escribe:

“Mirando ahora a Colosenses y el contexto específico del capítulo 2, encontramos a Pablo dirigiéndose a una asamblea local que había sido infiltrada por una forma de enseñanza falsa que amenazaba con socavar el evangelio que predicó. Pablo no nos da suficiente información para identificar con precisión qué secta o ‘filosofía’ está describiendo. Sin embargo, hay algunas pistas que sugieren que quizás fue un híbrido sincretista de las prácticas místicas judías y la creencia popular pagana: menciona la observancia de días especiales, incluido el sábado (v.16); experiencia visionaria y adoración a los ángeles (v.18); sumisión a los “espíritus elementales del mundo” (v.20); 6 y abstinencia (vv.21,23). Pablo claramente está atacando una forma peculiar de especulación religiosa, pero es imposible identificarlo con cualquiera de las principales escuelas de filosofía que conocemos del mundo grecorromano. De hecho, es importante tener en cuenta que la palabra griega philosophia (y su afín en latín) tuvo una variedad de significados en este período y, según el contexto, podría traducirse como ‘religión’, ‘especulación’ o ‘ investigación’”[3].

En tal caso, utilizar Colosenses 2:8 para condenar la filosofía, no sería adecuado porque se estaría mal interpretando el verso. Así que podemos decir con seguridad, que Pablo en ningún sentido estricto condenaba la filosofía como tal, sino más bien a una filosofía que (1) seguía a los principios de este mundo y (2) que no estaba conforme según Cristo. Ahora despejado estas dudas, vamos a abordar tanto el por qué y la necesidad de la filosofía en el cristianismo. [En la siguiente parte de este artículo].

Referencias:

[1] Comentario al texto greigo del NT, A.T. Robertson

[2] Comentario de Jamieson-Fausset-Brown

[3] https://www.equip.org/article/is-colossians-28-a-warning-against-philosophy/

Recursos recomendados en Español:

Robándole a Dios (tapa blanda), (Guía de estudio para el profesor) y (Guía de estudio del estudiante) por el Dr. Frank Turek

Por qué no tengo suficiente fe para ser un ateo (serie de DVD completa), (Manual de trabajo del profesor) y (Manual del estudiante) del Dr. Frank Turek  

 


Xavier González es de Venezuela, se dedica al estudio de la filosofía, cristianismo primitivo y teología. Se convirtió al cristianismo a los 15 años. Administró la página de Me Lo Contó Un Ateo y es el encargado de la sección de apologética de la página de la Iglesia cristiana la gracia (http://www.iglesialagracia.org).

Print

Free CrossExamined.org Resource

Get the first chapter of "Stealing From God: Why Atheists Need God to Make Their Case" in PDF.

Powered by ConvertKit

Facebook Comments