Las élites teológicas y su despectivo de la “filosofía”

Print

Por Max Andrews

Demasiado a menudo encuentro cristianos descartando algo porque es “filosofía” y no es de la Biblia, de un credo,  de una confesión, etcétera. En mi experiencia, muchas personas tienden a acusar al Molinismo como filosofía. Para seguir esta breve tangente, el conocimiento medio y el Molinismo no es una rejilla filosófica puesta encima de la Escritura; más bien, es una derivación de un compromiso a ciertos principios ya obtenidos de la Escritura. (Vea El Directorio Molinista para más sobre ese tema). Bien, resulta que ayer vi un tweet haciendo esta afirmación sobre el Molinismo siendo filosofía. (Este tweet en particular simplemente categoriza el Molinismo como filosofía, pero sigue siendo descartado en la larga cadena de tweets anteriores y posteriores).

Si estamos persiguiendo la verdad entonces hay muchos medios para descubrir cuál es la verdad [sobre Dios, la realidad, etc.]. Es increíblemente ingenuo descartar algo porque no está en una categoría preferida. Si estamos persiguiendo la verdad entonces sería un error de categoría descartar el Molinismo simplemente porque es filosofía (de acuerdo a la persona que hace la afirmación). Siéntete libre en no estar de acuerdo con el Molinismo, pero hazlo en una base consistente y refútalo a través del testimonio de las Escrituras, reflexiones/consideraciones teológicas, consistencia lógica y metafísica, etc.

Este método de razonamiento es difícilmente eficiente y contrario a un enfoque clásico a la educación. Pienso que muchos han olvidado o no saben por qué la teología fue una vez considerada la “Reina de las Ciencias”. Cuando los estudiantes estudiaban en la escuela o en la universidad, la teología era la última cosa que ellos aprendían. Los estudiantes estudiaban primero filosofía, arte, biología, química, física, literatura, matemáticas, etcétera y luego aprendían teología. ¿Por qué? Porque todas estas disciplinas son esenciales para aprender sobre Dios y la exégesis de la Escritura.

Por ejemplo, es necesario tener un entendimiento científico de la naturaleza y la agencia antes de interpretar las Escrituras. A fin de saber que un milagro ha pasado, uno debe saber que el agua líquida es menos densa que el cuerpo humano; que el agua normalmente no experimenta reacciones químicas para convertirse en vino fermentado, o que los cuerpos muertos normalmente no experimentan una resucitación biológica natural o una resurrección. De hecho, encuentro la búsqueda de la ciencia un excelente medio para descubrir verdades teológicas—la ciencia es la búsqueda de lo sagrado.

Así que, ¿por qué la búsqueda de la ciencia es la búsqueda de lo sagrado? Estoy seguro que sonó un poco blasfemo para algunos lectores al principio. Si Dios es el creador del orden natural entonces podemos tener una teología natural significativa. Si la ciencia es el descubrimiento de las verdades empíricas que llevan a la explicación de ciertos fenómenos entonces aprender las verdades científicas es aprender las verdades sobre Dios. Toda verdad [objetiva] es verdad de Dios. A nosotros también comúnmente nos gusta bifurcar la ciencia con Dios. ¿Por qué? Si buscamos el conocimiento sobre el orden creado entonces estamos buscando el conocimiento sobre Dios.

Dudo que tales élites teológicas y categóricas descartaran un argumento que presento para la resurrección porque tiene componentes científicos en él (por ejemplo, el aspecto bioquímico o físico de la muerte). Difícilmente escuchas, “No, no… eso es ciencia y no es bíblico ni teológico”. Es decir, a menos que empieces a hablar sobre el relato de la creación—todos sabemos que no podemos tener a la ciencia involucrada en nuestra exégesis ¿verdad?… (Sarcasmo). Mi punto es, esa filosofía es usualmente descartada simplemente porque es filosofía—necesitamos parar de hacer eso.

La filosofía moldea y guía cómo pensamos y razonamos a través de cada disciplina. Hay una filosofía de la matemática, filosofía de la biología, filosofía de la física, filosofía del arte, etcétera por una razón. Así que, incluso si el Molinismo es solo “filosofía” entonces sería ilícito para estas élites categóricas discriminar contra cualquier cosa filosófica simplemente por ser filosófica.

 


Este artículo fue publicado inicialmente por Max Andrews en el sitio Sententias.org y en este momento no está vigente.

Traducido por Allan Sánchez

Editado por Raúl Jaramillo

Free CrossExamined.org Resource

Get the first chapter of "Stealing From God: Why Atheists Need God to Make Their Case" in PDF.

Powered by ConvertKit

Facebook Comments