Blog

Por Alisa Childers

Nos acercamos a una época del año en la que se celebra la resurrección de un niño nacido de una virgen al que los seguidores llamaron “Buen Pastor” y “Mesías”. Tuvo doce discípulos, hizo milagros y se sacrificó por la paz del mundo. Fue enterrado en una tumba para resucitar de entre los muertos tres días después. Sus seguidores siguieron celebrando su resurrección cada año, y esta celebración acabó convirtiéndose en lo que llamamos “Pascua”.

¿Crees que estoy hablando de Jesús?

No. Estoy hablando de Mitra.

Esta es una afirmación común que hacen los escépticos en todos los medios de comunicación populares, en Internet e incluso en algunas universidades. El único problema es que no es cierto. Según la tradición Mitraica, Mitra nació de una roca sólida (¿supongo que cuenta si la roca era virgen?) Su nacimiento se celebraba el 25 de diciembre, pero los cristianos ya sabían que esa no era la fecha real del nacimiento de Cristo. No hay evidencia de que tuviera doce discípulos, de que se sacrificara por la paz mundial o de que se llamara “Buen Pastor” o “Mesías”.Muchos personajes mitológicos se consideraban milagrosos (así que tal vez pueda concederles eso), pero no hay pruebas de que haya muerto, lo que hace que su “resurrección” sea un pequeño dilema. 

El padre de la Iglesia Tertuliano escribió sobre creyentes mitraicos que representaban historias de resurrección, pero esto sucedió mucho después de la época del Nuevo Testamento. Por lo tanto, si hay un par de similitudes entre Jesús y Mitra, podría ser que los creyentes mitraicos copiaran a los cristianos…. y no al revés.

Mitra no es el único mito pagano del que los cristianos son acusados de imitar. Aunque la mayoría de los eruditos están de acuerdo en que no existían tales “dioses que mueren y resucitan” antes de Cristo,[1] aquí hay 5 razones por las que la resurrección de Jesús NO pudo ser una copia. (Estos 5 puntos son mi resumen de esta serie de 5 videos del Dr. Michael Licona).

1. Los mitos antiguos sobre los dioses que mueren y resucitan suelen estar vinculados a los ciclos agrícolas.

Cuando era una niña, recuerdo haber preguntado a alguien por qué existen truenos y relámpagos. A manera de broma, me respondieron que los truenos significaban que Dios estaba aplaudiendo o que tal vez los ángeles estaban jugando boliche en el cielo. En el mundo antiguo, la gente describía a sus hijos, cosas como el cambio de estaciones, la sequía y la lluvia de forma similar.
Imagina a un niño del antiguo Egipto preguntando a su madre por qué no ha llovido desde hace tiempo. La madre podría contarle la historia del dios de la tormenta Ba’al, que fue tragado por su hermano Mot, el dios de la muerte y del inframundo. Cuando la madre de los dos dioses lograba convencer a Mot de que dejara marchar a su hermano, volvía a llover, lo que explicaba el ciclo de la lluvia.

A diferencia de los mitos paganos, que eran acontecimientos anuales que se remontaban a un pasado lejano, la resurrección de Jesús fue un acontecimiento único. Se relató como un acontecimiento reciente que ocurrió en el transcurso de la vida de las personas que decían haberla presenciado, y no estaba relacionado con los ciclos agrícolas.

2. Los primeros cristianos eran judíos devotos y muy sensibles a la ley y las tradiciones judías.

Los cristianos del primer siglo debatían constantemente sobre cosas relacionadas con la ley. ¿Deben los hombres judíos mantener los ritos de purificación del templo? ¿Deben los gentiles circuncidarse? ¿Deben los cristianos comer carne sacrificada a los ídolos? Estos son los tipos de problemas que se tomaban muy en serio y se esforzaban por resolver.

En resuen, es absurdo concluir que personas que eran judíos piadosos, que debatían cosas tan particulares como si los creyentes judíos y gentiles debían comer juntos, tomaran prestado de los mitos paganos para crear los suyos propios.

3. La correlación no es igual a la causalidad.

A lo largo de la historia de la humanidad, no es difícil encontrar similitudes en las historias y paralelismos en las experiencias. Por ejemplo, todos conocemos el caso de un avión que despegó una mañana de Massachusetts y se estrelló contra uno de los rascacielos más altos de Nueva York, entre los pisos 78 y 80, matando a todos los que iban en él.Probablemente estés pensando en el espantoso ataque terrorista del 911 que cambió para siempre nuestro país. Sin embargo, en realidad me refiero al B-52 que se estrelló contra el Empire State Building en 1945.

Aunque estas dos tragedias comparten algunas similitudes espeluznantes, no existe ninguna conexión causal entre ellas. Del mismo modo, no se ha demostrado ninguna conexión causal entre la resurrección de Jesús y los mitos paganos.

4. Las comparaciones no son tan impresionantes.

Al igual que el ejemplo de Mitra mencionado anteriormente, la mayoría de los paralelos paganos no son tan concluyentes, una vez que superamos la retórica y examinamos realmente las pruebas.El mito pagano más comparable que precedió a la vida de Jesús podría ser la historia de un semidiós llamado Asclepio. Aun así, lo único realmente parecido es que, al igual que Jesús, era conocido por ser un sanador y, según el mito, resucitó a alguien de entre los muertos.
La mayoría de las comparaciones paganas se basan en tomar pedazos de diferentes mitos y figuras antiguas anteriores a Jesús y combinarlos con algunas personas reales posteriores a él. El esfuerzo que hay que hacer para componer una figura de Jesús es un poco exagerado y, francamente, no es tan impresionante.

5. La abundancia de mitos no anula la evidencia de la verdadera resurrección de Jesús.

Si vas a Barnes & Noble y echas un vistazo a la sección de ficción romántica, encontrarás portada tras portada de mujeres desamparadas que intentan resolver el mayor problema de sus vidas: ¿a qué héroe apuesto y galante elegirán? Se trata de una fórmula muy trillada que raya en lo ridículo, pero el hecho de que haya toneladas de ficción romántica no invalida la idea de que el amor romántico real existe.

La verdad es que hay tantas novelas románticas tontas porque el romance parece ser un deseo insaciable de la condición humana.

La vida en el Imperio Romano era brutal, la mayoría de la gente vivía en la pobreza, y con una sociedad así, la gente buscaba naturalmente la esperanza. Querían saber que el mal sería castigado y la bondad recompensada, y que habría una vida después de la muerte en la que se haría justicia. Al igual que el ímpetu detrás de la ficción romántica moderna, este es un deseo común de la condición humana.

Debemos esperar que surjan historias que satisfagan esta esperanza de inmortalidad. Esto no significa que la resurrección de Jesús sea ficticia o imposible. Si tenemos buenas pruebas de la resurrección de Jesús (las cuales tenemos), no hay razón para rechazarla simplemente porque pueda haber algunas similitudes en las historias de ficción.

En esta Pascua, no celebramos a Mitra ni a ninguna otra figura impotente de un antiguo cuento de hadas. Celebramos al verdadero y vivo Salvador que conquistó la muerte y la tumba para salvarnos y reconciliarnos con Dios. Ruego que esta publicación te lleve a estar de acuerdo y de manera confiada con el ángel de la tumba de Jesús al decir: ¡Ha resucitado!

Notas de pie de página:

[1] El profesor de la Universidad de Lund y erudito bíblico T. N. D. Mettinger escribió: “El consenso entre los eruditos modernos -casi universal- es que no hubo dioses moribundos y nacientes que precedieron al cristianismo. Todos son posteriores al siglo I”. (Citado de Lee Strobel, El Caso del Jesús Verdadero (The Case for the Real Jesus) (Grand Rapids, MI: Zondervan, 2007, 160-61.)

Recursos recomendados en Español: 

Robándole a Dios (tapa blanda), (Guía de estudio para el profesor) y (Guía de estudio del estudiante) por el Dr. Frank Turek

Por qué no tengo suficiente fe para ser un ateo (serie de DVD completa), (Manual de trabajo del profesor) y (Manual del estudiante) del Dr. Frank Turek  

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Alisa Childers es una cantante y compositora estadounidense, más conocida por formar parte del grupo femenino de música cristiana ZOEgirl. Ha tenido una lista de los diez mejores sencillos de la radio, cuatro lanzamientos de estudio y recibió el premio Dove durante su tiempo con ZOEgirl. Años más tarde, Alisa experimentó un profundo desafío a su fe de toda la vida cuando empezó a asistir a lo que más tarde se identificaría como una iglesia cristiana progresista. Este desafío empujó a Alisa hacia la Apologética Cristiana. Actualmente se puede leer, escuchar y ver el trabajo de Alisa en línea, así como adquirir su libro recientemente publicado sobre el cristianismo progresista, titulado Another Gospel.

Fuente Original del blog: https://bit.ly/3bsxSUw  

Traducido por Jennifer Chavez 

Editado por Monica Pirateque 

Facebook Comments

Recent Videos

Contact Cross Examined

Have General Questions?

Contact Cross Examined

SCHEDULE A CROSS EXAMINED SPEAKER

Click to Schedule

Pin It on Pinterest