Posts

Son las Verdades Morales un Producto de la Cultura ?

Por J. Warner Wallace

Traducción Bryan Woodward

En mi nuevo libro, “La Escena de Crimen de Dios: Un Detective de Homicidios Examina Evidencia para un Universo Divinamente Creado”, yo examino ocho trazos de evidencia en el universo mientras pregunto algo simple que usamos en investigaciones: “Puedo explicar la evidencia ‘en la habitación’ (del universo natural) mientras me quedo dentro de la habitación’?” Esta es la pregunta que uso en cada escena de muerte para determinar si en verdad es una escena de crimen. Cuando la evidencia “en la habitación” no se puede explicar al permanecer “en la habitación”, tengo que considerar la participación de un intruso. Si la evidencia dentro del universo no puede explicarse al mantenerse “dentro” de la esfera natural del universo, debemos tener en cuenta igualmente la participación de un intruso cósmico. Una pieza de evidencia critica en el universo es la existencia de morales objetivos que son transcendentes. Podemos nosotros explicar estas verdades mientras nos quedamos “dentro de la habitación”?

Muchos filósofos y pensadores ateos buscan explicar las verdades morales desde “dentro de la habitación” del universo natural. Ellos ofrecen que las sociedades y culturas son la fuente de la moralidad. De acuerdo con este punto de vista (llamado “relativismo moral”), la moralidad varía de cultura a cultura. No hay morales  universales que son objetivas ni transcendentes para “todas las personas todo el tiempo.” Los relativistas morales creen que las culturas y los grupos de personas son los que crean sus propios códigos morales en vez de descubrirlos. Los códigos morales son una construcción social diseñada por la mayoría para ayudar a que el grupo mantenga la armonía social y aumenta su capacidad de supervivencia. Pero si el acuerdo cultural determina las verdades morales, varias problemas emergen:

Este Enfoque Confunde la Diversidad Cultural con la Claridad Moral

El relativismo moral reconoce correctamente la diversidad cultural y moral del mundo, pero esta observación falla en falsificar la existencia de morales transcendentes y objetivos. Las culturas pueden diferir en sus creencias acerca de lo que causa la tuberculosis, pero esto no significa que no halla una verdad objetiva acerca de la causa y la naturaleza de la enfermedad. La diversidad de las creencias subjetivas tiene muy poco que ver con la existencia de la verdad objetiva.

Este Enfoque Falla en Identificar Que “Cultura” Que Rige

Si las verdades morales emergen del consenso de los grupos de personas, que grupo de personas es el que decide? El tamaño o cuan poderoso es un grupo es lo que decide cual grupo es calificado para ser la autoridad? El relativismo moral nos niega la habilidad para declarar que un grupo tiene mas autoridad que otro, a menos que estemos dispuestos a apelar a una autoridad que transciende todos los grupos.

 

jim map 1

Este Enfoque Silencia la Critica Intercultural

Si las verdades morales son un producto del consenso cultural, ninguna cultura está en una posición para criticar o alabar el comportamiento de otra cultura. El relativismo moral no nos permite decir, “La tortura es objetivamente mala.” Lo mejor que podemos hacer es simplemente decir, “No nos gusta la tortura aquí en nuestra cultura.” Pero cual es la razón por lo cual le debe importar a alguien lo que pensamos si las verdades morales son relativas en cada cultura? Si la moral es simplemente un producto de la opinión cultural, las proclamaciones acerca de los verdades morales son como declaraciones sobre nuestras preferencias de comida: interesantes, pero en última instancia, no importan.

Este Enfoque Esta Depende Demasiado en el Acuerdo

Si los grupos de personas deciden que es lo que es moralmente correcto o incorrecto, como debemos considerar un acto en particular si no hay un acuerdo cultural definitivo? Significa esto que un acto no tiene estatus moral hasta que la mayoría se puede poner de acuerdo es ello? Y que tan grande tiene que ser la mayoría? Si el relativismo moral es verdad, no podemos hacer una declaración acerca del estatus moral de cualquier acto hasta que hemos llegado a un consenso cultural.

Este Enfoque Margina los Reformadores Morales

Si las verdades morales son decididas por el acuerdo cultural, basadas en las creencias de la mayoría – cómo debemos evaluar aquellos individuos en la minoría? No serian considerados inmorales por definición? Los reformadores morales como Ghandi y Martin Luther King Jr., quienes empezaron sus esfuerzos de reforma moral como individuos defendiendo un punto de vista minoritario, serían impotentes para lograr un cambio si la verdad moral fuera realmente establecida como los relativistas morales proponen. Los Reformadores como éstos apelan hacia las verdades morales que transcienden la opinión de la mayoria cuando argumentan por el cambio. Si la verdad moral empieza en el nivel de la cultura, no ha un autoridad mas alla de la sociedad a quien podemos recurrir.

moral rev lead in spanish

Este Enfoque Alienta y Emplea el Comportamiento Inmoral

Si los códigos morales son creados sistematicámente y aceptados por las culturas como un esfuerzo para mantener la armonía social y para aumentar su supervivencia, como podremos evitar los actos culturalemente egoístas? Si una actividad en particular aumenta la armonía social y la supervivencia de nuestra cultura – pero logra esto en detrimento de la cultura vecina – hace esto el comportamiento moralmente aceptable? La esclavitud puede aumentar la supervivencia de una cultura en vez de otra – especialmente en vez de la cultura que esta esclavizado. De hecho, un argumento para la continuación de la esclavitud en América giraba al rededor de los beneficios que tuvo para la economía. Los retos para la supervivencia, incluyendo la supervivencia económica, pueden y han sido utilizados para excusar comportamientos inmorales egoístas.

Este Enfoque Confunde el Reconocimiento con la Existencia

Mientras esta claro que los grupos de personas emplean principios morales para promover su bienestar y su supervivencia, los que reclaman que las sociedades son la fuente de estos principios – ya sea a través de algún proceso de  progreso social o evolución psicológica – están confundiendo el reconocimiento moral con la existencia moral. Aun las propuestas evolutivas más robustas relacionadas con el origen de la verdad moral simplemente ofrecen una descripción del por qué y cómo los humanos han empleado los principios morales para aumentar su supervivencia. Las culturas reconozen y emplean los principios morales, pero esto no significa que fueron creados a travez de estos principios. De hecho, muchos científicos y filósofos son sospechosos de cualquier relación entre la evolución y la virtud moral. El proceso evolutivo muchas veces resulta en la falta de harmonia y en conflictos; parece que la moralidad requiere que nosotros superemos el “monstruo evolutivo” dentro de cada uno de nosotros.

El relativismo moral es simplemente otro intento fallido de “permanecer dentro de la habitación” del universo natural para explicar la existencia de las verdades morales objetivas. La mejor explicación para la existencia de la verdad moral transcendente es simplemente la existencia de la fuente transcendente de la obligación moral que esta “afuera” de la habitación del universo natural.

Crees Que Son las Verdades Morales un Producto de la Cultura ? Si, No o Talvez ? Dejanos saber en la seccion de comentarios.

El Amor No Gano Fue Redefinido

Por Frank Turek

“El amor ganó” es el hashtag elegido por aquellos que apoyan la última decisión de la Corte Suprema, la cual se aprobó en este organismo legislativo con una votación de 5-4. Sí no estás contento con ella, entonces eres solamente un malvado intolerante que debe callarse y apoyar la nueva legislación. Olvida el hecho que tienes argumentos muy racionales para mantener el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer. Por ejemplo, un matrimonio sin género cambia el acuerdo cultural de matrimonio, cambiando la búsqueda del bienestar infantil a la realización de deseos románticos adultos. La maternidad y paternidad definitivamente tienen género. Todos los niños merecen un papá y una mamá, asimismo una cultura que respalde eso. El amor no ganó.

¡Esto hace que olvides prestarles atención a los niños, ellos quedan en un segundo plano! Si no cambias tu posición intolerante (que en realidad no lo es) muchos miembros de “el amor ganó” buscarán que seas despedido, multado, demandado, caigas en bancarrota y seas forzado a violentar tu conciencia hacia Dios. ¡También las iglesias! (¡Vaya, si este es “el amor”, cómo podrá ser el odio!)

Cada bando en este tema piensa que el otro está equivocado. Se hace un juicio moral, sin importar si estas a favor o en contra de la redefinición del matrimonio. La moralidad siempre es legislada (o impuesta judicialmente). Por lo tanto, ¿cuál es la moralidad correcta?

La Corte Suprema nos lo ha informado. Cinco jueces han impuesto su propia moralidad, la cual exalta la homosexualidad al punto de virtud en nuestra sociedad. Ellos han establecido que el estado no puede solamente permitir el comportamiento homosexual (una posición neutral); sino que ahora debe promoverlo garantizando beneficios, y en palabras del Juez Kennedy: “dignidad” a través de una más “profunda” unión del matrimonio.

Los que no estén de acuerdo con esta nueva moralidad impuesta por la Corte son, en la práctica, los nuevos pecadores motivados por la “falta de respecto” y la “animosidad” (“animosidad” viene de la Decisión Lawrence del juez Kennedy – precedente citado por él mismo para justificar su propia animosidad hacia los oponentes del matrimonio sin género). Sí, desafortunadamente la Corte Suprema ensucia a todos los oponentes de su nueva moralidad con la misma intolerancia jurídica que dice detestar.

Esto plantea una pregunta muy seria, la cual es central para esta decisión y cualquier otra que hagamos en la política. ¿Cuál es el estándar? ¿Bajo qué estándar juzgamos que algo es bueno, y su opuesto como malo? ¿Bajo qué estándar cinco jueces han decidido exaltar la homosexualidad al punto de virtud y declarar que cualquier oposición a esa postura es “animosidad” y “falta de respeto”?

El estándar debía ser la Constitución (la cual realmente fue aprobada por el Pueblo, y no la inventada que va “evolucionando” en las mentes de jueces motivados políticamente), es fácil ver el por qué esta Corte está equivocada. Cuando la 14va Enmienda fue aprobada en 1868, el comportamiento homosexual era un delito en todos los estados, y las mujeres y afroamericanos no tenían el derecho al voto. Si la cláusula de “protección igualitaria” de la 14va Enmienda ni siquiera podía asegurar el derecho al voto para las mujeres, ¡tampoco les aseguraba el derecho de casarse entre mujeres!

Incluso bajo la mismas palabras de Kennedy hace dos años en la Decisión Windsor, el matrimonio es un asunto estatal y no federal (a menos que una ley viole la prohibición de discriminación racial de la 14va Enmienda, lo cual no era el caso en esta oportunidad). ¡Ahora de repente, dos años más tarde, Kennedy junto con su mini legislatura, decide que todos, incluido él mismo, han estado interpretando de manera equivocada la 14va Enmienda durante 147 años!

¿Quieres darle a las mujeres y a los afroamericanos el derecho al voto? Entonces realiza una enmienda a la Constitución (lo cual hizo el Pueblo). ¿Quieres hacer el matrimonio un asunto federal en lugar de uno estatal, y cambiarlo en una institución sin género? Entonces el Pueblo debería hacer también una enmienda.

Pero la Corte ha decidido ignorar esto. Kennedy junto con su séquito anti-democracia ha decidido que ellos son el nuevo estándar. No la Constitución. No el Pueblo. No Dios o su ley natural, la cual nos da la verdad autoevidente que las relaciones homosexuales y heterosexuales son radicalmente diferentes en muchas maneras, sobre todo por su capacidad para engendrar y criar niños.

Las opiniones personales de cinco jueces, no elegidos, ahora comprenden el nuevo estándar que 320 millones de personas deben obedecer. Irónico, dado el hecho que en 1992 el juez Kennedy escribió que todos tienen “el derecho de definir su propio concepto de existencia, de significado, del universo, y del misterio de la vida humana”. Ahora el juez Kennedy y su séquito han abandonado esa contraproducente y relativista psicología barata para imponer sobre todo el país un nuevo absoluto –su propia definición del matrimonio. Incluso si tú apoyas el matrimonio sin género, el hecho que cinco personas no elegidas piensen que sus opiniones personales son el estándar para el resto de nosotros, debería atemorizarte.

Si cinco personas pueden ignorar la Constitución y redefinir la institución que mantiene unido el fundamento de la civilización –la familia biológica con padre y madre–, entonces ninguna ley o libertad está segura. Eso incluye la Libertad de Expresión y la Libertad de Religión. (Ellos vendrán por estas también).

“Oh, pero tenemos la Declaración de Derechos”, podrías pensar. “Ellos no pueden anularla.”

Ellos ya lo han hecho hasta cierto punto. Pregúntale al pastelero o al florista: ¿cómo la 1ra Enmienda  sobre la Libertad de Religión les está funcionando en este momento en su pastelería o floristería?

Con este grupo no importa lo que diga la Constitución realmente. No importa que leyes apruebes o lo que significan las palabras. No importa el hecho que deberíamos ser gobernados bajo el gobierno de la ley y no por caprichos de hombres. Los caprichos de cinco personas ahora son supremos –a menos que los gobernadores decidan invocar la 10ma Enmienda y anular esta decisión para sus respectivos estados, lo cual deberían hacer. ¿Habrá algún gobernador que pueda salvar a este país de una corte tipo imperial? ¿Habrá algún Andrew Jackson en la mansión de algún gobernador?

Las palabras de John Adams no podrían ser más precisas: “Nuestra Constitución fue creada para el pueblo moral y religioso. Es completamente inadecuada para cualquier otro tipo de gobierno.”

El amor no ganó – los dioses inmorales de la Suprema Corte simplemente cambiaron su definición.

 


Déjanos un comentario sobre lo que piensas de este blog: El Amor No Gano Fue Redefinido


Traducido por Erick Jimenez

Los Ateos se roban los derechos dados por Dios

Por Frank Turek

El ateo Richard Dawkins ha declarado: “El universo que observamos tiene precisamente las características que deberíamos esperar pues al final no hay diseño, propósito, bien o mal. Nada más que una dura y despiadada indiferencia…el ADN no sabe ni le importa. El ADN simplemente está, y nosotros bailamos al compás de su melodía.

 

Pero Dawkins no actúa como si realmente creyera eso. Él ha afirmado recientemente que una mujer tiene el derecho a escoger el aborto, y consideró que sería ‘inmoral’ traer al mundo a un bebé con Síndrome de Down. Según Dawkins, el ‘derecho a escoger’ es algo bueno mientras que dar a luz a un niño con Síndrome de Down algo malo.

 

Entonces, ¿cómo funciona? ¿Existe realmente el bien y el mal, o somos solamente autómatas bailando al compás de nuestro ADN?

 

Ateos como Dawkins son fervientes defensores del derecho al aborto, el matrimonio homosexual, la asistencia médica y social, el uso de anticonceptivos, y otros más. Pero, ¿quién define que esos son realmente derechos? ¿Bajo qué estándar objetivo son el aborto, el matrimonio homosexual, la adopción por padres homosexuales y la asistencia médica y social derechos morales? No existe tal estándar en el universo materialista del ateísmo. Por lo tanto, los ateos deben robar las bases de los derechos moralmente objetivos dados por Dios mientras argumentan en contra de su existencia.

 

Ahora bien, no estoy diciendo que debas creer en Dios para ser una buena persona o que los ateos son personas inmorales. Incluso algunos ateos viven vidas más morales que muchos cristianos. Tampoco estoy diciendo que los ateos no sepan qué es la moralidad. Cualquiera tiene un concepto básico del bien y el mal sin importar si creen o no en Dios. De hecho, esto es justamente lo que la Biblia nos enseña (lee Romanos 2:14-15).

 

A lo que me refiero es que los ateos no tienen cómo justificar la moralidad. Frecuentemente confunden el saber qué es bueno con el justificar por qué es bueno. Ellos dicen que es bueno amar. Estoy de acuerdo, pero ¿por qué es bueno amar? ¿Por qué deberíamos hacerlo? El asunto no es cómo saber qué es Bueno, sino saber por qué existe un estándar confiable de Rectitud en primer lugar.

 

Puedes llegar a conocer la moralidad objetiva a través de diversas formas: tus padres, los maestros, la sociedad, tu conciencia, etc. Y puedes llegar a conocerla mientras niegas que Dios existe. Pero esto sería como decir que puedes conocer el contenido de un libro mientras niegas que este tiene un autor. ¡Claro que puedes hacerlo, pero no habría libro si no existiera un autor! En otras palabras, los ateos pueden llegar a conocer la moralidad objetiva mientras niegan que Dios existe, pero esta no existiría a menos que Dios si exista.

 

Si lo único que existe es lo material, lo cual es el argumento del ateísmo, entonces no existe tal cosa como una ley moral que sea inmaterial. Por lo tanto, los ateos deben robar un estándar moral para que su sistema materialista pueda funcionar, ya sea por un estado de bienestar absoluto, la Regla de Oro, hacer lo que “es mejor para la mayoría”, etc. Estos estándares no existen en un universo materialista en donde las creaturas bailan al compás de su ADN.

 

Los ateos se ven atrapados en un dilema. Sí Dios no existe todo se reduce a opiniones personales, donde no existen los derechos moralmente objetivos, incluyendo todos aquellos que los ateos apoyan. Si Dios existe entonces existen los derechos moralmente objetivos. Pero claro, estos no incluyen matar bebés mientras se encuentran en el vientre, el matrimonio homosexual, y los muchos otros que han inventado, los cuales son contrarios a la mayoría de religiones y leyes naturales.

 

Ahora bien, un ateo podría decir: “En mi país tenemos una constitución que la mayoría aprobó. No necesitamos recurrir a Dios.” Esto es cierto, no tienes por qué avocarte con Dios para escribir leyes, pero si tienes que recurrir a Él si quieres que estas estén fundamentadas en algo más que opiniones humanas. De lo contrario, tus “derechos” sólo son preferencias que pueden ser derogadas en las urnas de votación o según el capricho de algún juez activista o dictador. Es por esto que nuestra Declaración de Independencia fundamenta nuestros derechos en el Creador. Esta reconoce el hecho que sí alguien llega a cambiar la constitución, tu seguirás gozando de algunos derechos pues estos provienen de Dios, no son invenciones humanas.

 

Sin embargo, mi punto no es cómo podríamos establecer los derechos objetivos, dados por Dios, dentro de las leyes humanas. Mi punto es que sin Dios no hay derechos humanos objetivos. No existe el derecho al aborto ni al matrimonio homosexual. ¡Claro, sin Dios tampoco hay derecho a la vida ni al matrimonio natural!

 

En otras palabras, no importa en qué postura política te encuentres –no importa con cuánta pasión apoyes y creas en ciertas causas o derechos– sin Dios ninguno de ellos son derechos verdaderos. Los derechos humanos no serían más importantes que tus preferencias personales. Por lo tanto, los ateos pueden creer y pelear por los derechos al aborto, el matrimonio homosexual, así como muchos otros, pero no pueden justificarlos como derechos verdaderos.

 

De hecho, para ser un ateo consistente –esto sonará escandaloso, pero es cierto– no puedes realmente pensar que alguien ha hecho algo para mejorar al mundo. Una política o reforma objetivamente Buena es imposible si el ateísmo es verdadero. Por lo tanto, debes creer que lo que hicieron Wilberforce, Lincoln y Martin Luther King para abolir la esclavitud y el racismo no era algo realmente bueno; simplemente era diferente. Esto significa que debes creer que haber rescatado a los judíos de los hornos no era objetivamente mejor que acabar con ellos. También significa que debes creer que el matrimonio homosexual no es mejor que el maltrato hacia los homosexuales. (Finalmente estamos “bailando al compás de nuestro ADN”, el que maltrata a los homosexuales simplemente nació con el gen anti-gay. ¡No puedes culparlo de ninguna manera!) También significa que debes creer que amar a alguien no es mejor que abusar de ellos.

 

Tal vez estarás pensando “¡esto es un escándalo! ¡El racismo, el asesinato y la violación son objetivamente malos, las personas tienen el derecho a no ser lastimadas!” Estoy de acuerdo contigo. Pero esto es verdadero solamente si Dios existe. En un universo ateo nada es objetivamente malo respecto a cualquier cosa en cualquier momento. No hay límites. Todo se vale. Por lo tanto, para ser  un ateo consistente debes creer y estar de acuerdo con lo escandaloso.

 

Si estás molesto conmigo por estos comentarios, entonces estás de acuerdo conmigo en una forma muy importante. Si no te agradan las ideas y comportamientos a los cuales hago referencia, estás admitiendo que no todos los comportamientos e ideas son iguales –algunos están más cerca de la verdad moralmente objetiva que otras–. Pero, ¿cuál es la fuente de esa verdad objetiva? Esta no puede ser alterable, como los seres humanos imperfectos como tú y yo. Esta puede ser solamente Dios, en cuya naturaleza inmutable se afirman todos los valores morales. Es por esto que los ateos, sin quererlo, están robándole a Dios cada vez que afirman un derecho para hacer cualquier cosa.


Pero, ¿cómo podemos saber que ese es el Dios del cristianismo? ¿Acaso no hizo cosas malas en el Antiguo Testamento? ¿Y dónde queda la separación entre el estado y la iglesia? Estas son algunas de las preguntas que he abordado en mi nuevo libro Robándole a Dios: Por qué los ateos necesitan de Dios para defender su postura, del cual se adaptó este artículo.

 

¿ Los Ateos se roban los derechos dados por Dios ?

¿ Que otras cosas los Ateos roban de Dios ?


Este articulo también esta disponible en Ingles aquí: Atheists Steal Rights From God


Traducido por Erick Jimenez

Los Humanos son Excepcionales por una Razón

Wesley J. Smith escribe un blog en el National Review Online titulado “Human Exceptionalism (Excepcionalismo Humano)”. Lo recomiendo altamente. En una ocasión presento un artículo escrito por Marian Stamp Dawkins, profesora de Comportamiento Animal en Oxford y autora de “Why Animals Matter (Porque Importan los Animales)”. En su artículo, Dawkins examina el argumento a favor del “valor” de los animales basado en la posesión de una propiedad (la conciencia) por parte de los mismos. Mientras que Dawkins parece rechazar este método de asignación de valor a los animales, ella si aceptó una metodología que asigna valor a los animales sobre la base de su beneficio a los seres humanos:

“Si quieres tratar de convencer a personas que no estan convencidas de que el bienestar animal importa, utilizas argumentos que tocan, como he dicho, su propio interés: Son buenos para la salud de sus hijos, buenos para su propia salud, buenos para el medio ambiente. Esos son los argumentos que van a tener peso “.

Wesley reconoce correctamente que el valor de los animales no tiene tanta relación con la posesión de una propiedad por parte de las especies que estamos considerando, sino que es el resultado de una propiedad que NOSOTROS poseemos como seres humanos:

Pero el asunto real aquí somos nosotros, no los animales. Como seres conscientes, como criaturas morales, como experimentadores empáticos, promovemos el bienestar animal simplemente porque somos humanos. Es parte de venir “programados” como seres morales, sobre todo una vez que superamos la cruda etapa de la mera supervivencia. Por lo tanto, es nuestro deber tratarlos bien – no porque tal vez ellos lo quieran, sino por lo que somos.

Supongo que en las empresas comerciales, demostrando que lo que es bueno para los animales es bueno también para el productor puede promover una reforma, pero ¿y si no lo es? Conozco productores de animales que tratan bien a sus animales y lo hacen porque saben que es lo correcto, incluso si ganan un poco menos de dinero. Y conozco algunos que han sacrificado su propio bienestar económico sustancialmente con el fin de hacer lo correcto por sus animales “.

Incluso nuestros amigos ateos tienen que admitir que los seres humanos son diferentes de otras especies de animales. Contamos con tres tipos de “conciencia” que nos separa de otras criaturas: conciencia moral, conciencia espiritual y auto-conciencia.

Conciencia Moral

A diferencia de animales inferiores, los seres humanos SI tienen la capacidad de analizar situaciones morales difíciles y complicadas. Entendemos el valor del sacrificio, incluso cuando una causa noble podría costarnos la vida. Nosotros, como seres humanos, somos capaces de ir más allá de los mecanismos de supervivencia y deseos básicos. Tenemos la capacidad de ir más allá de lo que “es” hacia lo que “debería ser“. Mientras que los ateos pueden simplemente ver esto como un estado avanzado de la inteligencia, los Cristianos lo reconocen como una característica de la imagen reflejada de Dios:

Romanos 2: 14-15

De hecho, cuando los gentiles, que no tienen la ley, cumplen por naturaleza lo que la ley exige, ellos son ley para sí mismos, aunque no tengan la ley. Éstos muestran que llevan escrito en el corazón lo que la ley exige, como lo atestigua su conciencia, pues sus propios pensamientos algunas veces los acusan y otras veces los excusan.

Conciencia Espiritual

Olvídate de si Dios existe realmente por un minuto. Eso no es realmente importante para esta discusión. Lo que SI es importante es el hecho que los humanos son capaces de una forma única de considerar su lugar en el Cosmos y se encuentran a sí mismos en la búsqueda de significado (y de lo Divino). Como Cristianos, reconocemos que esto es una vez más el producto de haber sido creados a imagen de Dios:

Romanos 1: 19-20

Pero lo que se conoce acerca de Dios es evidente dentro de ellos, pues Dios se lo hizo evidente. Porque desde la creación del mundo, Sus atributos invisibles, Su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que ellos no tienen excusa.”

Auto Conciencia

Por último, como seres humanos tenemos una percepción única de nosotros mismos (auto-conciencia) que nos permite ver nuestro lugar en el mundo y entender nuestra identidad. Tenemos la capacidad de entender la jerarquía natural y espiritual, y reconocemos nuestro lugar en ella:

Job 42: 1-6

Yo sé bien que tú lo puedes todo, que no es posible frustrar ninguno de tus planes. “¿Quién es éste —preguntaste—, que sin conocimiento oscurece mi consejo?” Reconozco que he hablado de cosas que no alcanzo a comprender, de cosas demasiado maravillosas que me son desconocidas.» “Ahora escúchame, que voy a hablar —dijiste—; yo te cuestionaré, y tú me responderás.” De oídas había oído hablar de ti, pero ahora te veo con mis propios ojos. Por tanto, me retracto de lo que he dicho, y me arrepiento en polvo y ceniza.»”

Como seres humanos, somos excepcionales, no porque por casualidad poseemos una mayor inteligencia, sino porque hemos sido creados por un Dios personal, y reflejamos su conciencia y personalidad. Con estos dones y atributos Divinos, estamos especialmente calificados para asignar valor a todos los demás aspectos de la creación, así como para administrar nuestro entorno como sus cuidadores morales.

¿Que otras cualidades excepcionales de los seres humanos crees que poseemos debido a que somos Imago Dei (creados a imagen y semejanza de Dios)?

Asegúrate de dejar tus comentarios en la sección designada para estos y gracias por tu contribución.


Este articulo también esta disponible en Ingles aquí: Humans Are Exceptional For a Reason


Traducido por José Giménez Chilavert