EL Caso de la Historicidad y Deidad de Jesús

Por J. Warner Wallace

En un mundo lleno de gente escéptica sobre las afirmaciones de la Biblia relacionadas con Jesús, a veces es útil revisar el caso acumulativo de la historicidad y la deidad de Cristo. Al igual que todos los casos colectivos, el poder del argumento se basa en el conjunto robusto de evidencias históricas. He reunido algunas de ellas en esta entrada del blog:

Antiguos historiadores no cristianos están de acuerdo en que Jesús vivió

Antiguos historiadores “paganos”, escribieron acerca de Jesús, sus seguidores y las declaraciones de estos historiadores y escritores corroboran las afirmaciones de la Biblia relacionadas con Jesús:

  1. El libro de las crónicas de Talo (52 d.C.)
  2. El libro de las crónicas de Plinio el Joven (61-113 d.C.)
  3. El libro de las crónicas de Suetonio (69-140 d.C.)
  4. El libro de las crónicas de Tácito (56 – 120 d.C.)
  5. El libro de las crónicas de Mara Bar-Serapion (70 d.C.)
  6. El libro de las crónicas de Phlegon (80-140 d.C.)
  7. El libro de las crónicas de Luciano de Samosata: (115-200 d.C.)
  8. Registro histórico de Celso (175 d.C.)

 

Los historiadores Judíos antiguos están de acuerdo que Jesús vivió

Aunque la mayoría de los recuentos Judíos antiguos de Jesús son hostiles, todavía afirman mucho acerca de la historicidad de Jesús, incluso a medida que tratan de difamar su carácter:

  1. El libro de las crónicas de Josefo (37-101d.C.)
  2. El libro de las crónicas del Talmud judío (400-700 d.C.)
  3. El libro de las crónicas de El Toledot Yeshu (1000 d.C.)

Jesús afirmó ser Dios

Aunque algunos escépticos niegan que Jesús nunca se identificó como Dios a su audiencia del primer siglo, la evidencia demuestra lo contrario:

  1. Él prologó de sus declaraciones como si fuera Dios (Mateo 5:18)
  2. Se identificó con el nombre propio de Dios: “Yo soy” (Juan 8:49-58)
  3. Él hablaba como si él era igual a Dios (Juan 14:6-9)
  4. Dijo que él y Dios eran uno (Juan 10:25-29)

Jesús demostró que tenía la naturaleza de Dios

Jesús poseía una autoridad única con los que le conocieron, una autoridad que superó con creces la de otros rabinos importantes. La autoridad de Jesús se basó en su divinidad:

  1. Demostró Omnisciencia (Juan 4:16-30)
  2. Demostró Omnipresencia (Mateo 28:20)
  3. Demostró Omnipotencia (Juan 11:38-44, Marcos 06:48)

Jesús fue adorado como Dios por aquellos que lo conocieron

En una cultura judía de principios de siglo que rechazaba la adoración de nadie (o nada) que no sea el único y verdadero Dios, Jesús fue varias veces adorado por los que lo encontraron:

  1. Los magos sabios lo adoraron en su nacimiento (Mateo 2:10-12)
  2. El leproso le adoró cuando lo curó (Mateo 08:02)
  3. El jefe de la sinagoga le adoró (Mateo 9:18-19 )
  4. Los discípulos lo adoraron en la barca (Mateo 14:32-33)
  5. La madre de Santiago y Juan lo adoraron (Mateo 20:20-21)
  6. El ciego le adoró cuando lo curó ( Juan 9:35-38)
  7. Las mujeres lo adoraron en la tumba vacía (Mateo 28:8-10)

Jesús cumplió las profecías mesiánicas del Antiguo Testamento

Los discípulos y los primeros testigos de Jesús, fueron repetidamente sorprendidos en varias ocasiones por el número de maneras en que Jesús cumplió las profecías del Antiguo Testamento en relación con la venida del Mesías:

  1. El Mesías aparecerá después de que los Judíos regresen a Israel (Jeremías 23:3-6)
  2. El Mesías nacería en Belén (Miqueas 5:2)
  3. El Mesías sería precedido por un mensajero (Isaías 40:3)
  4. El Mesías entraría en Jerusalén, mientras viajaba en un asno (Zacarías 9:09)
  5. El Mesías iba a sufrir y ser rechazado (Isaías 53:3)
  6. El Mesías sería traicionado por 30 piezas de plata (Zacarías 11:12-13)
  7. El Mesías sería silenciado ante sus acusadores (Isaías 53:7)
  8. El Mesías sería herido, azotado y crucificado (Isaías 53:5)

El caso acumulativo de la historicidad y la deidad de Jesús es demasiado convincente cuando se ve en su totalidad. Este breve articulo un recordatorio útil para probar que La cosmovisión (Creencia) cristiana es evidentemente verificable

 

 

 


Este articulo también esta disponible en Ingles aquí: The Case for the Historicity and Deity of Jesus 


 

 

Free CrossExamined.org Resource

Get the first chapter of "Stealing From God: Why Atheists Need God to Make Their Case" in PDF.

Powered by ConvertKit
10 replies
  1. Samuel Jaque Barrios says:

    Saludos
    Una entrada interesante y muy útil respecto a los respaldos históricos de la existencia de Jesús, reconozco que es un gran trabajo, y doy mis felicitaciones y agradecimientos, ya que sin duda es un trabajo que ayudará a muchos cristianos en su fe.

    Sin embargo, quiero apuntar a un tema el cual considero incorrecto y presento mis argumentos para refutar. El tema es sobre la deidad de Jesús, la cual sin duda la biblia nunca nos muestra que Jesús dijo ser Dios, Jesús nunca afirmó ser Dios.

    – Él prologó de sus declaraciones como si fuera Dios (Mateo 5:18)

    El texto citado no es una declaración explícita realizada por Jesús para autoproclamarse “Dios”. Cito texto:

    “Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido.”

    Sin algún problema, Jesús puede hacer esta declaración así como también cualquier otra persona creyente ferviente en la Torah, la cual con toda confianza declara que es seguro que toda la ley será cumplida. De la misma manera, Jesús sí declaró ser Hijo del Dios viviente, esta autoridad es suficiente satisfacer tal confianza.

    – Se identificó con el nombre propio de Dios: “Yo soy” (Juan 8:49-58)

    “No hay razones para decir que Jesús quiso decir que era Dios, ya que el contexto no da a entender eso, sino solo una declaración de preexistencia. Las declaraciones de Jesús alteraron a los judíos porque él estaba diciendo que era preexistente, que Conocía a Abraham y por ende daba a entender que era el Mesías, el Hijo del Dios viviente. Analicemos brevemente este asunto según el contexto.

    Juan 8:58 (LBLA) “Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: antes que Abraham naciera, yo soy.”

    Al parecer esta frase está representado algo similar a lo insinuado por los trinitarios, pero en realidad no es así, la relación que hacen los trinitarios con Éxodo 3:14 es falsa, no tiene relación con la frase “yo soy el que soy”, veamos por qué. Cualquiera podría utilizar la frase “yo soy”, yo podría decir “antes que mi hermano menor, yo soy” y que por ninguna motivo estoy intentando decir que soy Dios, sino solamente estoy expresando con estas palabras que yo soy, nací o existí antes que mi hermano menor, y es esto mismo lo que Jesús está expresando, su preexistencia, y no ser el Dios Todopoderoso. Decir que Jesús quiso decir que era el Dios del antiguo testamento no tiene sustento alguno, este pasaje no es útil para sustentar esta premisa. La razón por la cual los judíos se alteraran no era la utilización de la frase yo soy, sino que Jesús dijera que existe desde antes que Abraham, ese es el verdadero sentido del texto, pues eso es lo que quiso decir Jesús con esta palabras, ya que no tiene sentido decir Jesús decir soy el Dios del antiguo testamento junto con la frase “antes que Abraham fuese”, sin duda la frase “yo soy” solo es la común que se utiliza para identificarse como sujeto con el pronombre en primera persona singular y verbo “ser” antes del predicado, expresando que era antes que Abraham. Si Jesús hubiera querido decir que era el “Yo Soy” del antiguo testamento o Dios, el contexto debería haber sido “eres tú el Dios el antiguo testamento” o “¿quién eres tú?” donde Jesús tendría que haber dicho “yo soy el “Yo Soy” o “yo soy el que soy”, pero nada aquí de eso vemos, sino solamente en el sentido de que era antes de Abraham. Al observar la forma en que está escrita esta oración en la evidencia en griego, la frase “yo soy” está situada al final de la oración y no antes, causa por la cual existe la gran confusión actualmente. Aquí Jesús utiliza un figura literaria llamada Hipérbaton, que consisten en cambia el orden de las palabras en la oración, es decir, invirtiendo la frase, la frase sin esta figura retórica o figura literaria, diría “yo soy antes que Abraham”, de esta forma se entendería mucho mejor el sentido de las palabras de Jesús, y es así también como muchas versiones lo traducen ya que en realidad es ese el sentido del texto. El contexto de este párrafo nos dice claramente que se refería a que era antes que Abraham en existencia, es decir, en preexistencia como Hijo de Dios y con Dios, y NO que era Dios. Corroboremos esto leyendo el contexto de los versos anteriores.

    Los versos anteriores al verso 58 nos muestran esto que sostengo, dicen así:

    Juan 8
    “53 ¿Eres tú acaso mayor que nuestro padre Abraham que murió? Los profetas también murieron; ¿quién crees que eres? [p] 54 Jesús respondió: Si yo mismo me glorifico, mi gloria no es nada; es mi Padre el que me glorifica, de quien vosotros decís: “Él es nuestro Dios.” 55 Y vosotros no le habéis conocido, pero yo le conozco; y si digo que no le conozco seré un mentiroso como vosotros; pero sí le conozco y guardo su palabra. 56 Vuestro padre Abraham se regocijó esperando ver[q] mi día; y lo vio y se alegró. 57 Por esto los judíos le dijeron: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?”

    Podemos ver muy claramente que el contexto habla de existencia antes de Abraham, y no de que era el Dios del Antiguo testamento, Jesús dice “Y vosotros no le habéis conocido, pero yo le conozco” refiriéndose que conocía al Padre, y a continuación dice “Vuestro padre Abraham se regocijó esperando ver mi día; y lo vio y se alegró” refiriéndose que lo conocía a Abraham, y esto es debido a que él existía con el Padre antes de Abraham y existía cuando Abraham estaba vivo, y los judíos confirman que Jesús se estaba refiriendo a su preexistencia cuando dice “Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?”, esta pregunta deja claramente establecido que el contexto del pasaje se refiere a al tiempo de existencia de Jesús, donde Jesús les responde “En verdad, en verdad os digo: antes que Abraham naciera, yo soy.” esto quiere decir que existía antes que Abraham. Este es el sentido verdadero del texto. Jesús existía como Hijo de Dios en el cielo, y no como Dios. Con esto se refuta el falso argumento que dice que Jesús quiso decir que era Dios del antiguo testamento y que estaba identificándose con la frase “yo soy el que soy”. Y también refuta la errada objeción que sostiene que ***Jesús para referirse a tiempo de preexistencia debería utilizar “yo era” y no ”yo soy”***, refutada está porque, la frase “yo era”, habla en pretérito imperfecto, mas “yo soy” está en presente, que es como debe ser debido a que Jesús aún estaba siendo él, ya que al utilizar el “yo era” estaríamos diciendo que éramos algo, que ahora no es, por cuando es en pretérito imperfecto, mas estaba diciendo que él es antes que Abraham. El “yo era” es una frase que no se acomoda a la gramática y sentido del texto con su contexto y realidad. Por lo antes explicado, que el texto se refiere según el contexto a la preexistencia y no que quiso decir que era Dios, los Judíos intentaron atentar contra Jesús, debido a que no aceptaban que Jesús sea lo que decía ser, preexistente y conocía a Abraham, y por ende, que es el Hijo de Dios.

    Pero esto no solo está claro por el contexto y el sentido del mensaje, sino que también muchas versiones así nos muestran que en realidad ese en el sentido del texto, ejemplos:

    Juan 8:58 (DHH)
    58 Jesús les contestó: —Les aseguro que yo existo desde antes que existiera Abraham.

    Juan 8:58 (TLA)
    58 Jesús les dijo: —Les aseguro que mucho antes de que naciera Abraham ya existía yo

    Esto sucede no solo con esta versión, sino también con muchas otras que nos dan a entender esto (BLP, BLPH dicen “yo existo”).

    Por tanto, solo con el contexto podemos ver que se refiere a la preexistencia como divinidad de “Hijo de Dios” y no que Jesús es “Dios”. Además la frase “yo soy” (“Ego Eimi” en versión LXX) utilizada por Jesús también es utilizada por el ciego de nacimiento que fue curado por ÉL, Juan 9:9 “yo soy” (Ego Eimi), nadie pensaría que este ciego estaba declarando ser Dios.”

    (fuente: La verdadera identidad del Padre y del Hijo, y la doctrina de la trinidad y la unicidad – Samuel Jaque Barrios)

    – Él hablaba como si él era igual a Dios (Juan 14:6-9)

    Juan 14
    7 Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto.
    8 Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta.
    9 Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?
    10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras.
    11 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras.

    El lector ha de tener presente y comprender las palabras de Jesús al hacer la interpretación respectiva de este pasaje. Jesús nos dice como primera instancia “Si me conocieses a mí, también a conoceréis al Padre” Jesús al darnos esta declaración. Debemos tener presente que Jesús vino a mostrarnos como es el Padre.

    Juan 17
    “7 Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti;
    8 porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste.”

    2 Corintios 4:4 (LBLA)
    “en los cuales el dios de este mundo ha cegado el entendimiento de los incrédulos, para que no vean el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios”

    Juan 1:18 (LBLA)
    “Nadie ha visto jamás a Dios; el unigénito Dios, que está en el seno del Padre, Él le ha dado a conocer”

    Colosenses 1:15 (LBLA)
    “Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación”

    Jesús vino a darnos a conocer al Padre, él es el reflejo de su carácter y amor. Por medio de conocer a Jesús, conocemos al Padre. Felipe aun no comprendía eso, y él quería conocer al Padre. Es por eso que “Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre”. Para interpretar que Jesús es el mismo con el Padre, es una total ignorancia de lo que Jesús es verdaderamente y además una muestra más del bajo nivel de comprensión lectora, donde Jesús habla retóricamente aquí, como acostumbraba hacerlo.

    Añadiendo a ésto, además…

    “…La frase “El que me ha visto, ha visto al Padre” es a veces modificada con “también”. Esto fue hecho para evitar la interpretación Modalista que Cristo era una forma de Dios y no una persona en la “Deidad”. Este es un cambio que apoya lo que se ha convertido en la doctrina trinitaria moderna contra la posición de los “Pentecostales del Nombre de Jesús” [“Apostólicos” o “Solo el Nombre de Jesús”], pero el cambio en el texto es reconocido por eruditos y no lo incluyen en el texto griego moderno.
    Sabemos del patriarca Hipólito de Roma que el presbítero Noetos apelo a Juan 14:9 para apoyar su opinión que Cristo era el mismo Dios. Para el Modalista este versículo es tomado muy literalmente: al ver al Cristo es ver al Padre. Hipólito deja esta interpretación proveyendo un exegesis de todo el contexto donde el afirma que, el Padre e hijo son claramente diferenciados. Escribas contemporáneos con Hipólito adoptaron otra manera de probar su punto, esto es, alterando el texto. De manera que, uno de los papiros del tercer siglo, junto con un sinnúmero de otros testigos, insertan un adverbio kai después del verbo, así que ahora Cristo le contesta a Felipe: “El que me ha visto, ha visto al Padre también [kai]”. El texto ahora refleja el punto de vista ortodoxo: Cristo y Dios son dos personas, y Cristo revela al Padre”[4]”

    (Fuente: La verdadera identidad del Padre y del Hijo, y la doctrina de la trinidad y la unicidad – Samuel Jaque Barrios)

    – Dijo que él y Dios eran uno (Juan 10:25-29)

    Juan 10
    25 Jesús les respondió: Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ellas dan testimonio de mí;
    26 pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho.
    27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,
    28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.
    29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.
    30 Yo y el Padre UNO somos.

    Si este texto fuese literal, donde el Señor Jesús nos dice que es UNO con el Padre, entonces habría un gran problema con el pasaje a continuación.

    Juan 17
    11 Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean UNO, así COMO NOSOTROS.
    21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean UNO en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.
    22 La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean UNO, así como nosotros SOMOS UNO.

    Jesús pide a su Padre y Dios, que nosotros seamos UNO, así como él es UNO con su Padre. Ciertamente decir que este texto es literal, es una total deficiencia interpretativa. Si Jesús fuese la misma persona o el mismo ser con el Padre, ya que él dice que seamos como ellos ¿Cómo podríamos ser nosotros una misma persona o un mismo ser? Es absurdo. El lenguaje que utiliza Jesús es figurado, ya que cada uno de nosotros no podemos ser “UNO” literalmente, no podemos ser la misma persona ni ser el mismo ser. Ser “UNO” simplemente significa estar en armonía, en un solo sentir, y un solo propósito, en unidad. Jesús y el Padre están en esa unidad, indudablemente y definitivo. Y nosotros como hermanos en la fe, debemos ser de la misma forma, en unidad y armonía.

    Añadiendo a esto, el mismo Jesús nos deja bien claramente que el Padre es mayor que él y no la misma persona, al decir las palabras siguientes:

    Juan 10: 29 “Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.”

    (Fuente: La verdadera identidad del Padre y del Hijo, y la doctrina de la trinidad y la unicidad – Samuel Jaque Barrios)

    Reply
    • Jorge Gil says:

      Bendiciones y mil gracias por comentar,

      Te voy a citar rápidamente y llego al punto pues desafortunadamente mi tiempo es escaso en cuanto a comentarios se refiere, pero espero poder ser lo mas objetivo y breve posible.

      Tu dijiste:
      “Sin embargo, quiero apuntar a un tema el cual considero incorrecto y presento mis argumentos para refutar. El tema es sobre la deidad de Jesús, la cual sin duda la biblia nunca nos muestra que Jesús dijo ser Dios, Jesús nunca afirmó ser Dios.”

      Dices que indudablemente la Biblia nunca muestra que Jesús dijo ser Dios y evidentemente pones una defensa unicitaria que a simplemente se ve compleja pero deja mucho que desear pues esta saturada de tergiversaciones comunes que desafortunadamente hasta los Testigos de Jehova usan para soportar su Arianismo, lo cual pone en cuestión tu credibilidad de buenas a primeras (no solo desde una perspectiva teológica pero históricamente también).

      Tu descartas la posibilidad de su deidad “a priori” luego vas y citas los versos, sin ningún fundamento histórico (pues no lo tienes ni lo hay, lo mas temprano para tu posición no es la era Apostolica ni los padres de la Iglesia sino mas bien la hejeria Ariana del tercer siglo) y la exegesis contextual la haces selectivamente para que cuadre con tu teologia y ni siquiera mencionas el resto de versos que irrefutablemente presentan a Jesús como Dios.

      2 Pedro 1:1

      ” Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo han recibido una fe tan preciosa como la nuestra.”

      Tito 2:13 ”

      “mientras aguardamos la bendita esperanza, es decir, la gloriosa venida de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.”

      Juan 20:27-28

      ” Luego le dijo a Tomás: —Pon tu dedo aquí y mira mis manos. Acerca tu mano y métela en mi costado. Y no seas incrédulo, sino hombre de fe. —¡Señor mío y Dios mío! —exclamó Tomás.

      Y sin olvidarnos de Juan 1, pero bueno me imagino que eso lo sabes también pero lo omitiste en tu análisis como el resto de los versos citados previamente.

      Otra cosa que me pareció sutil pero inefectivo fue tu alusión a las diferencias en traducciones contemporáneas, lo cual no le suma ni un miligramo de peso a tu argumento, seria recomendable que fueras al griego o al hebreo.

      Creo que fue bastante osado de tu parte utilizar la palabra “sin duda” pues si hay duda (para ambas posiciones), es mas la evidencia (escritural, histórica, doctrinal, etc) soporta la posición trinitaria y no la que postulas, la posición unicitaria ha sido presentada por muchos pero desafortunadamente hasta el día de hoy no ha podido truncar la coherencia y veracidad del la trinidad y su poder explicativo. Tu posicion causa mas problemas que los que resuelve, uno de los muchos, por ejemplo si Dios (un ser maximamente grandioso) es amor en tu posición ¿a quien amaba antes de la creación? Estas en el mismo dilema que los millones de Musulmanes que afirman el Monoteismo Unicitario, el problema tuyo es mas grande que el de la posición ortodoxa, piénsalo bien.

      Gracias por comentar y bendiciones.

      Reply
    • wlabp says:

      Buenas Tardes Samuel Jaque Barrios Soy Jesús Cantero…

      quiero hacerte llegar de que opino que haz expuesto tu punto muy pobremente, con todo el respeto que te mereces.
      A la verdad esas afirmaciones cercanas a que Jesús diga que es Dios diciendo.. Yo soy Dios…no la encontrarás en ningún lado en el nuevo testamento, pues el concepto de Dios (Theos) como hebreo que era no existe.
      Jesús era de mentalidad Hebrea, y como tal a tales se dirigía.
      Uno de los puntos que al parecer no te diste cuenta pero que citaste para reafirmar tu punto es el dialogo que tuvo con unos fariseos y estos le reclaman que siendo el hombre (ya en terminos actuales) cómo es que dice que fue antes que Abraham? (como tú lo dices, que siendo tú hombre dices que existes desde mucho antes que Abraham haya existido?).
      Para entender el sentido de esa pregunta primero tienes que tener en cuenta qué pensaban los fariseos de esa declaración… Lo que claro viene a continuación luego de un acalorado debate viniendo de la boca de los mismos fariseos (cayendo en la trampa de Jesús) respondiendo a su pregunta de por cuál obra mala le apedrearían diciendo que por ninguna obra mala le apedrearían sino que siendo él hombre se hace Elohim… esa es la palabra.

      Para que tengas en cuenta… que Jesús logró que ellos entiendan sus declaraciones… Jesús no va a ir diciendo por ahí… Eyyyy Judios…. creación mía, YO Soy su Elohim… vengan a adorarme. Pero por sus palabras, que al llegar a la mente de los judios de la época, eran inconfundiblemente una declaración de que él Era el Elohim del Antiguo testamento, y me dirás que yo estoy siendo osado en decir eso porque nada en el contexto sugiere eso. Sin embargo tienes que tener en cuenta como te dije de qué pensaban los judios de sus palabras y qué es Elohim para un Judio.

      Los Fariseos no estaban esperando que su mesías viniera con esas palabras. Pues al parecer para ellos no hay nada en la escritura que sugiera tal cosa (que Él se atribuyera a sí mismo palabras que vienen solo del Eterno).

      Ponte en la posición de un judio y vistete de todo su pensamiento que solo Dios puede ser Eterno pudiendo tener pre-existencia en sí mismo, y luego viene un Judio con aires de rabino y dice : Antes de que Abraham Exista Yo existo.

      Recuerda que no dice que : Antes de que Abraham exista Yo tengo existencia a partir de mi Padre. Sino que En sí Mismo (YO EXISTO = YO SOY)

      Esa Declaración lleva a la culminación del reclamo de los Fariseos : Por buena obra no te apedreamos, sino porque siendo tu Hombre te haces Elohim. (ESTA DECLARACIÓN DE LOS JUDIOS, DEJA BIEN EN CLARO QUE ENTENDÍAN QUE JESÚS ESTABA AFIRMANDO SER ELOHIM)

      Recuerda, siempre tienes que ponerte en la posición de un Judio y pensar como judio para ser honesto en tus conclusiones y consideraciones.

      Entonces tú como buen judio que eres debes pensar : Solo hay un Elohim. Y este hombre viene a decir que es Elohim?…. a apedrearle.

      Pero esto es solo un punto… Y solo es desde el punto de Vista de Juan.

      Hay Declaraciones de Jesús que son mucho más brutales por decirlo así… Groseras para un cerebro Judio del primer Siglo.

      A qué me refiero?.

      a Cuando Jesús se atreve a Pronunciar su Declaración que quedaría registrada por la eternidad: Veran al Hijo del Hombre venir en las Nubes.

      Tú pensarás: ¿Qué tiene que ver eso con que Jesús sea Dios?.

      Lo que demostraría de nuevo que de mentalidad Judia nada sabes o poco.

      Si Jesús dijera eso frente a Judios y en especial frente a eruditos de las escrituras (recuerda que ellos memorizan palabra por palabra el Tajak) Esto significaría rasgarse las vestiduras. Ya que solo hay uno que puede venir en las Nubes… Y ese es El Elokim del Antiguo Testamento o Las escrituras Hebreas.

      Y en el Evangelio de Juan en el primer versículo se hace un reclamo de que Jesús es El Elohim del Antiguo testamento.

      Pero sería difícil dar una explicación resumida de ello. Ya que Viene de una tradición Judia de decir o cambiar el nombre de YWHW o Jehová por -> LA PALABRA DE JEHOVA.

      Esto es porque en el primer siglo (tiempos de Jesús) Habían varias lenguas y las escrituras estaban en Hebreo y el lenguaje del pueblo común era el Arameo.

      Los eruditos de las escrituras las traducían del hebreo al arameo para que el pueblo entienda, y de esta traducción donde en el Antiguo testamento dice YWHW o Jehová en arameo pasaba a ser La Palabra de YWHW.

      dejando la Equivalencia de la siguiente manera : YWHW = LA PALABRA DE YWHW.

      De esta manera aún cuando el texto en su contexto (desconociendo lo anterior) no diera tan explicitamente que El Hijo es Theos en sí.

      La intención de Juan es explicitamente (conociendo lo anterior) que Aquél de quien estaba hablando (LA PALABRA) era el Elokim del Antiguo testamento.

      Pero este resumen me molesta… Es solo para guiarte a los siguientes 4 videos que lo explican en orden y de manera amena, están en orden y el siguiente es la continuación del anterior. Explica bien la mentalidad Judía y qué entendían los judios de las palabras de Jesús.

      https://www.youtube.com/watch?v=R9ldZr5el10
      https://www.youtube.com/watch?v=JVjNDlq0jPs
      https://www.youtube.com/watch?v=wsmsvIALdqo
      https://www.youtube.com/watch?v=cHheUiRFRxM

      Reply
      • Samuel Jaque Barrios says:

        Estimado Jesús Cantero.
        Saludos.

        Seré breve.
        Y prácticamente usted está confundiendo los textos, está mezclando Juan 8:58, respecto a la preexistencia de Jesús, con el texto de Juan 10:33 sobre el rechazo de los judíos. El texto de Juan 8:58 está claro, se refiere a la preexistencia de Jesús, y di una explicación correcta que no ha sido refutada.
        Me centraré en su declaración concerniente al texto de Juan 10:33, donde los judíos le dices a Jesús que siendo hombre se ha ce Dios. Usted dice que la declaración de los judíos nos determina lo que Jesús estaba queriendo decir (“siendo hombre te haces Dios”) y por lo tanto, Jesús se esta refiriendo sobre sí mismo como “Dios” o “Elohim”. Bueno, yo le aconsejo que, más que las palabras de los judíos usted debe considerar las de Jesús, por qué lo digo, porque el mismo Señor Jesús es quien nos aclara este asunto y no dice lo que realmente estaba insinuando. Por favor, fíjese en el verso 36 de los versos que citaré:

        Juan 10 (RV)
        33 Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios.
        34 Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois?
        35 Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada),
        36 ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy?

        ¿Se ha fijado? Es el mismo Jesús quien nos muestra que estaba diciendo que era el “Hijo de Dios”, y no “Dios”: “¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy?” (verso 36).

        Este texto es bastante claro, y muchas veces es ignorado por los que sostiene que estos pasajes enseñan que Jesús es Dios.

        Otro de los textos que mencionas para sustentar la deidad de Jesús, es Juan 1:1. Pero ese argumento ya lo he contemplado en mi respuesta a Jorge Gil. Ver parte 2.

        Dios te guarde
        Shalom

        Reply
  2. Danny Pérez says:

    Gracias hermanos, nos edifica mucho sus artículos, nos gustaría artículos de Ravi Zacharias, Paul Copan, J P Moreland en español, bendiciones.

    Reply
  3. Leandro Giron says:

    Interesante el tema en discussion: “Es Jesus El Cristo Dios?” o “La deidad de Jesus El Cristo”.

    No me cansare de repetir que la interpretacion de la biblia da para el lado del que mas le convenga tener la razon. Por mucho tiempo he logrado analizar la forma de pensar de muchas corrientes de pensamientos en las comunidades Cristianas (no le llamo fe, ya que fe es algo muy diferente, sino corrientes de pensamientos).

    En la mayoria de los casos he notado que los argumentos discutidos tienen por lo general fuertes bases biblicas (en ambas formas de pensar) y como siempre he visto parece que muchos versiculos biblicos se contradicen entre si, pero lo unico verdadero en toda polemica acerca de La Biblia en el original, es que la biblia en su original no puede, ni tiene como contradecirse, unicamente los que nos contradecimos somos nosotros. Se habla mucho del Hebreo, Arameo y Griego, pero muchas veces se ignora que detras de toda la escritura en el original existe un factor espiritual, ya que fue inspiracion del Espiritu Santo. Los escritores de La Biblia no tenian el mismo grado de educacion, ya que procedian de diferentes profesiones, pero lo unico en comun que tenian entre ellos fue que un solo y unico espiritu les inspiro a que escribieran; El Espiritu Santo. (no se si estaran todos de acuerdo en ese punto)

    La corriente de pensar que cree que “Jesus El Cristo es Dios” se basa unicamente en los versiculos biblicos que hacen referencia a su forma de pensar, de la misma forma, la corriente de pensar que cree que “Jesus El Cristo no es Dios, sino solamente el hijo de Dios” citara los versiculos biblicos que hacen referencia a su forma de pensar. La pregunta del millon seria: Ambas formas de pensar han considerado biblicamente la posibilidad de cuantificar todos los versiculos biblicos que soportan que Jesus El Cristo es Dios o que solo es el hijo de Dios, sin polarizar el tema? Hasta este dia que he tenido la posibilidad de leer este articulo arriba mencionado, vuelvo a darme cuenta que no hemos aprendido a despolarizar el tema aun. Muchas de las ambas corrientes de pensar vienen desde fundadores de comunidades cristianas que datan de mucho tiempo atras, observando que no nos interesa tomar el punto de vista del otro (independientemente de cual sea la corriente de pensar), solo porque “No”. Entonces , se ha mermado nuestro “libre albedrio” desde hace mucho tiempo atras, ya que se impone la forma de pensar mia sobre toda la grey, sin permitirle a la misma grey que utilice su “libre albedrio”, que ni nuestro amado Padre Celestial YHWH (Tetragramaton) nos lo impide, que ironia al respecto. Hemos sido forzados a creer en una forma de pensar sin analizar ambos lados, solo nos gusta apoyarnos en lo que nos han enseñado. Pero donde entonces queda el espiritu que revelo la palabra a ser escrita? Donde esta la interpretacion espiritual de las escrituras en el original y no solo la interpretacion mental polarizada? Interesantemente, la biblia nos exhorta a que “escudriñemos las escrituras”, pero si escudriñar significa solo tomar en cuanta los versiculos biblicos que soportan mi forma de pensar y hacer caso omiso de los demas versiculos biblicos que ponen en tela de duda o me sacan de base mi forma de pensar, eso no es escudriñar.

    Me encantan los temas polemicos, pero mas aun me encantan las formas de pensar que desarrollan argumentos balanceados y no polarizados. Entiendo que las escrituras, despues de la traduccion del Hebreo al Griego (la septuaginta), fue uno de los desafios mas grandes para sus traductores, imaginense que ha sido para nosotros hasta estos tiempos presentes el no ponernos de acuerdo aun.

    Quisiera hacerles un reto hacia ambas corrientes de pensar, apartandose de una forma de pensar polarizada, sino mas bien balanceada, quitandose la vestidura doctrinal a la cual pertenecen en las congregaciones cristianas a las cuales asisten. Hagan un resumen de todos los versiculos biblicos y sus respectivas traducciones en Hebreo y Griego, desde el Antiguo Testamento hasta el Nuevo Testamento, que respalden su corriente de pensamiento (ponganlos a su izquierda), pero sin olvidar poner (a su derecha) todos los versiculos biblicos y sus respectivas traducciones del Hebreo y Griego, desde el Antiguo Testamento hasta el Nuevo Testamento, que respalden lo contrario de su corriente de pensamiento. Al final, hagan un resumen de cual de los 2 lados tiene mas soporte biblico (numero de versiculos). Entonces, decidan a que corriente pertenecen, si a la de mas versiculos biblicos que refuerzan su corriente de pensamiento o la de menos versiculos biblicos que refuerzan su corriente de pensamiento. No me queda mas que recordarles que estamos en una “Guerra espiritual”, por consiguiente, tomen en cuenta dicha “Guerra espiritual” cuando tomen tan importante decision.

    Quiero comentarles que estoy en un tercer año de Teologia y que a los profesores no les gusta que los alumnos piensen de una forma diferente de lo que ellos estan enseñando, a pesar de presentarles argumentos biblicos, es casi como decir “Amen” a todo lo que sale de sus bocas. El disernimiento del Espiritu Santo no tiene titulo academico mis hermanos.

    Espero saber de todos ustedes despues de hacer el reto. Seguimos en la carrera del conocimiento de la palabra de nuestro amadisimo Padre Celestial YHWH, de su hijo Jesus El Cristo y del Espiritu Santo.

    Bendiciones a sus almas mis amados hermanos y que nuestro creador YHWH proteja nuestros corazones de las trampas espirituales que satanas tiene preparadas para nuestras mentes humanas. Por sobre todo no lo agarren a titulo personal, separemos las cosas de la carne y del espiritu cuando toquemos estos temas tan polemicos. Se necesita mucha madurez espiritual para ser balanceados. Espero logremos avances positivos en ambas corrientes de pensar. Shalom.

    Atte,

    Leandro Giron

    Reply

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *